DOMINGO DE FESTEJOS EN PARANÁ

José Manuel Sapag fue cuarto en la última carrera del año del TC2000 en El autódromo de la ciudad de Paraná.

La definición del campeonato en la última fecha de la temporada, siempre tiene esas dosis de dramatismo que no tienen las carreras convencionales. Manu Sapag largaba tercero, con su compañero en Citroën, Marcelo Ciarrocchi en pole position. Eso permitía correr con cierta seguridad en cuanto a la necesidad del equipo de consagrar campeón al cordobés, y a Manu a aspirar a acompañarlo en el podio.

Desde el inicio así fueron las cosas, con el los dos C4 Lounge en primer y tercer lugares respectivamente. La carrera fue muy cortada en el comienzo, con dos neutralizaciones en las primeras 7 vueltas. Santiago Mallo, compañero de Martín Chialvo, uno de los rivales de Ciarrocchi, era segundo, en medio de ambos pilotos del equipo de Falda del Carmen.

La carrera fue estable en esas posiciones, aunque Rodrigo Lugon empezó a atacar en las últimas vueltas a Sapag, y ambos protagonizaron una intensa lucha en las vueltas finales por el podio. Chialvo estaba detrás de ambos, presenciando el duelo entre ambos.

En la última vuelta, Lugon consiguió la superación del C4 de Sapag en la curva 3, dejándolo en cuarto lugar. El resultado del campeonato no cambiaba para el equipo, que se consagraba con Ciarrocchi como nuevo campeón. Un toque de Chialvo a Manu Sapag en la chicana, lo dejó en quinto lugar en pista, aunque luego, los Comisarios Deportivos aplicaron una sanción al cordobés, que permitió al de Tigre volver al cuarto puesto que tenía antes de esa maniobra.

Buen domingo, todo fue festejo para el equipo, que tuvo un excelente nivel con sus tres autos en toda la temporada. Sapag quedó en sexto lugar final del campeonato, afirmándose como esperaba en una categoría de alto nivel técnico y conductivo.

DECLARACIÓN DE MANU SAPAG

“Estoy muy contento. Especialmente por el campeonato de Marcelo, que es mi amigo, más allá de ser mi compañero de equipo. Y por el equipo mismo, que tuvo un alto nivel en todo el año. En la carrera fuimos muy sólidos, mantuvimos el tercer puesto casi toda la carrera, pero en el final, se vino muy rápido Lugon y me obligó a correr con muchas maniobras defensivas. Creí que lo iba a poder mantener, pero a la salida de la curva 2, me puso el auto por dentro y no pude hacer nada para mantenerme en el podio. Después, una maniobra con Chialvo que no fue válida y eso me dejó nuevamente en el cuarto puesto. Estoy muy conforme. Tuvimos protagonismo todo el año en general. Mi balance es muy positivo de este año en TC2000.”